Deseas recibir, cada semana, las notificaciones de las nuevas entradas suscríbete

lunes, 13 de enero de 2020

EL ÚLTIMO ROSTRO – Álvaro Mutis

Álvaro Mutis Jaramillo (Bogotá, 1923 – Ciudad de México, 2013). Escritor colombiano. Su notable obra literaria, con la que se convirtió en una de las figuras literarias hispanoamericanas más relevantes del siglo XX, incluye títulos como La balanza (poesía, 1947) –escrito en colaboración con Carlos Patiño-; Los elementos del desastre (poesía, 1953); Memorias de los hospitales de ultramar (poesía, 1959); Diario de Lecumberri (prosa, 1960); Los trabajos perdidos (prosa, 1965); La mansión de Araucaíma (prosa, 1973) –al cual pertenece el texto que encontrarán más adelante-; Suma de Maqroll el gaviero (poesía, 1973); Caravansary (poesía, 1981); La verdadera historia del flautista de Hammelin (1982); Los emisarios (poesía, 1984); Crónica regia y alabanza del reino (poesía, 1985); La nieve del almirante (novela, 1986); Un homenaje y siete nocturnos (poesía, 1987); Ilona llega con la lluvia (novela, 1988); Un bel morir (novela, 1989); La última escala del Tramp Steamer (1990); Amirbar (novela, 1990); Abdul Bashur, soñador de navíos (novela, 1991); La muerte del estratega y otro relato (1995); y obras compilatorias de las historias de Maqroll el gaviero, como Trípticos de mar y tierra (1993) y Empresas y tribulaciones de Maqroll el gaviero (1993). Fue distinguido con diferentes reconocimientos a su trayectoria, entre los que destacan el Premio Nacional de Letras de Colombia (1974); el Premio Xavier Villaurrutia (1979), por la novela La última escala del Tramp Steamer; el Premio Nacional de Poesía de Colombia (1983); el Premio Médicis a la mejor novela extranjera (Francia, 1986), por La nieve del almirante; el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1997); el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en su VI edición (1997); y el Premio Cervantes (2001), por su aportación a la literatura en lengua española.

lunes, 6 de enero de 2020

POR ESCRITO GALLINA UNA – Julio Cortázar

Leer a Julio Cortázar siempre es y será fascinante. Sus cuentos son ejercicios de un ingenio inigualable, y muchos de ellos sorprenden no solo por su impecable construcción, sino también por su economía de recursos y su narrativa absolutamente eficaz. Por escrito gallina una pertenece al libro La vuelta al día en ochenta mundos (1967).

lunes, 30 de diciembre de 2019

NAVIDAD EN LOS ANDES – Ciro Alegría

Ciro Alegría Bazán (Sartimbamba, Perú, 1909 – Lima, 1967). Educador, periodista y escritor peruano. Su extensa y valiosa obra está conformada por los libros La serpiente de oro (novela, 1935); Los perros hambrientos (novela, 1939); La leyenda del nopal (literatura infantil y juvenil, 1940); El mundo es ancho y ajeno (novela, 1941); Las aventuras de Machu Picchu (1950); Duelo de caballeros (cuentos, 1963); y las publicaciones póstumas Panki y el guerrero (cuentos, 1968) –volumen al cual pertenece el texto que disfrutarán seguidamente-; Gabriela Mistral íntima (ensayo, 1969); Sueño y verdad de América (relatos históricos, 1969); La ofrenda de piedra (cuentos y fragmentos de novelas, 1969); Siempre hay caminos (novela corta, 1969); El dilema de Krause (novela inconclusa, 1969); La revolución cubana: un testimonio personal (ensayo, 1971); Lázaro (novela inconclusa, 1973); Mucha suerte con harto palo (memorias, 1976); Siete cuentos quirománticos (1978); El sol de los jaguares (cuentos, 1979) y Fábulas y leyendas americanas (1982). Obtuvo, entre otros reconocimientos, el Primer Lugar del Concurso de la Editorial Nascimento (Chile, 1935), por la novela La serpiente de oro; el Segundo Premio de Novela de la Editorial Zig-Zag (Chile, 1939), por Los perros hamrientos; el Primer Premio convocado a nivel continental por la Editorial Farrar & Rinehart (Estados Unidos, 1941), por El mundo es ancho y ajeno; y el Premio Nacional de Literatura Infantil José María Eguren (1968), por Panki y el guerrero.

lunes, 23 de diciembre de 2019

DE CÓMO PANCHITO MANDEFUÁ CENÓ CON EL NIÑO JESÚS – José Rafael Pocaterra

José Rafael Pocaterra MacPherson (Valencia, Venezuela, 1889 – Montreal, Canadá, 1955). Periodista, diplomático y escritor venezolano. Colaboró con periódicos tales como Patria y Unión, El Fonógrafo, El Universal y El Nuevo Diario, de Venezuela, y El Heraldo, de Cuba; además, fundó el diario humorístico Pitorreos, junto a figuras como Leoncio Martínez, Francisco Pimentel (Job Pim) y José Antonio Calcaño. Durante el gobierno de Rómulo Gallegos (1947-1948) se desempeñó como Embajador de Venezuela en Brasil y en Estados Unidos. Durante su larga y fecunda carrera literaria publicó títulos como Política feminista: o, El doctor Bebé (novela, 1910); Vidas oscuras (novela, 1912); Tierra del sol amada (novela, 1917); Cuentos grotescos (1922) –volumen del que he tomado el cuento que leerán más adelante-; Memorias de un venezolano de la decadencia (ensayo testimonial, 1927); y La casa de los Ávila (novela, 1946).

lunes, 16 de diciembre de 2019

EL REY TONTO QUE NO ERA TAN TONTO – David Alizo

David Alizo (foto en blanco y negro)
David Alizo (estado Trujillo, 1941 – Caracas, 2008). Escritor venezolano. Entre su obra se pueden encontrar, entre otros, los libros de cuentos Quorum (1967), Griterío (1968) y El rumor de los espejos (1984); y las novelas Esta vida del Diablo (1973), La segunda memoria (1998), Safo de mil amores (2005) y Nunca más Lili Marleen (2008). Ganó el Concurso Anual de Cuentos de El Nacional (1970), por su texto Yo no sé cuántas cervezas en una noche. El texto que aquí se publica forma parte del volumen compilatorio Cuentos de Navidad II, publicado por Los Libros de El Nacional (2005).

lunes, 9 de diciembre de 2019

CUENTO DE NAVIDAD – Juan Bosch

Juan Emilio Bosch Gaviño (La Vega, República Dominicana, 1909 – Santo Domingo, 2001). Educador, político y escritor dominicano. Como parte de su carrera política, fundó el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) –en 1939- y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) –en 1973. En el año 1962 fue electo Presidente de su país natal, cargo que ejerció por solo siete meses, hasta su derrocamiento. Desplegó una extensa y muy relevante carrera literaria, durante la cual creó y editó la sección literaria deListín Diario; creó, junto a varios escritores destacados de la época, el grupo La Cueva; y dirigió una edición de las obras completas de Eugenio María de Hostos, entre otras actividades. Además publicó una abundante obra que incluye, entre otros, los libros Camino real (cuentos, 1933); La mujer (cuentos, 1933); La mañosa (novela, 1936); Dos pesos de agua (cuentos, 1941); Maravilla (cuentos, 1946); En un bohío (cuentos, 1947); La muchacha de La Guaira (cuentos, 1955); Cuentos de Navidad (1956); Cuentos escritos en el exilio (1962) –donde figura el texto que les presento a continuación-; Más cuentos escritos en el exilio (1962); El oro y la paz (novela, 1975); y El cobarde (novela, 1975). Fue distinguido con reconocimientos a su labor literaria, tales como el Premio Hernández Catá (Cuba, 1943), por el cuento Luis Pie; el premio de mejor libro de cuentos extranjeros, de la Fundación FNAC (París, 1988), por su libro Vers le port d'Origine; y el Premio Nacional de Literatura de República Dominicana (1990).

lunes, 2 de diciembre de 2019

LA ÉPOCA MÁS BELLA DEL AÑO – Aquiles Nazoa

Aquiles Nazoa (foto en blanco y negro)
Aquiles Nazoa es el autor venezolano que considero más vinculado a mi infancia, pues desde muy pequeña sus textos me han acompañado en distintas ocasiones y por diversos motivos: de él es la Fábula de la ratoncita presumida, que dramatizamos en un acto cultural en el colegio; suyo es el Libro de los animales, que pude leer en braille y que formó parte de mi biblioteca hasta hace pocos años, cuando debí mudarme de país; y es también de su autoría uno de los poemas más hermosos que he leído, titulado Credo. A Nazoa se le conoció como el poeta de “las cosas más sencillas”, en alusión a uno de sus libros y a un programa de TV que tuvo con ese nombre, y ciertamente su pluma recogió la cotidianidad de una Venezuela sencilla, noble y maravillosa; muchos de sus textos los dedicó a los niños, pero son igualmente disfrutados por los grandes, pues su humor y su belleza nos confortan a cualquier edad. Es por todo eso que, este año, decidí inaugurar la temporada navideña con una crónica de su autoría que explica por qué, para el venezolano, la Navidad es la época más bella del año. ¡Que la disfruten!